Breaking News

¿Qué le pasa a Lewis?

¿Qué le pasa a Lewis?

[:es]

Lewis Hamilton ha sido criticado por su estilo de vida, que conjuga al mismo tiempo que las carreras una agitada vida alrededor de la música y sus viajes con sus fiesta, pero aparentemente, a juzgar por su triunfo en Mónaco (que esta vez fue más, en realidad, un fracaso de Daniel Ricciardo “gracias” a otro error del equipo), poca mella hace en su talento. Pero una cosa es cierta: el inglés no tiene amigos en la F.1. Ya se sabe que son adversarios, y la palabrita poco importa, pero es su estilo “a mí de esto no me importa nada” lo que lo hace un tanto arrogante a la vista de sus colegas. En Montecarlo, precisamente, dio otra muestra. Una vez más, se mantuvo alejado de los otros durante el parade. Tendrían que haber visto la cara de Nico cuando le echó una mirada que parecía decir: “Qué pena, Lewis, no te queda nada bien”. Una anécdota: conocí a Lewis cuando estaba en GP2 (hasta llegué a compartir un desayuno con él y le presenté a Marc cuando el británico deambulaba solo por el paddock de la F.1 con su padre y no lo miraba nadie). Era amable con todo el mundo, incluida esta periodista. Cuando llegó a la F.1, lo primero que hice fue ir a saludarlo y a preguntarle si seguía siendo el mismo. Se rio y desde entonces no deja de dedicarme algún saludo. Pero de verdad lo siento por él: su actitud arrogante no le aporta el menor signo positivo. Claro que a él, tricampeón del mundo, le da lo mismo…

nomironadie[:en]

Lewis Hamilton ha sido criticado por su estilo de vida, que conjuga al mismo tiempo que las carreras una agitada vida alrededor de la música y sus viajes con sus fiesta, pero aparentemente, a juzgar por su triunfo en Mónaco (que esta vez fue más, en realidad, un fracaso de Daniel Ricciardo “gracias” a otro error del equipo), poca mella hace en su talento. Pero una cosa es cierta: el inglés no tiene amigos en la F.1. Ya se sabe que son adversarios, y la palabrita poco importa, pero es su estilo “a mí de esto no me importa nada” lo que lo hace un tanto arrogante a la vista de sus colegas. En Montecarlo, precisamente, dio otra muestra. Una vez más, se mantuvo alejado de los otros durante el parade. Tendrían que haber visto la cara de Nico cuando le echó una mirada que parecía decir: “Qué pena, Lewis, no te queda nada bien”. Una anécdota: conocí a Lewis cuando estaba en GP2 (hasta llegué a compartir un desayuno con él y le presenté a Marc cuando el británico deambulaba solo por el paddock de la F.1 con su padre y no lo miraba nadie). Era amable con todo el mundo, incluida esta periodista. Cuando llegó a la F.1, lo primero que hice fue ir a saludarlo y a preguntarle si seguía siendo el mismo. Se rio y desde entonces no deja de dedicarme algún saludo. Pero de verdad lo siento por él: su actitud arrogante no le aporta el menor signo positivo. Claro que a él, tricampeón del mundo, nomironadiele da lo mismo…

[:]


Related Articles

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Deja un comentario

Espera....

Suscríbete a Dos en la Uno por correo electrónico.

Quieres recibir una Notificación cuando publicamos un nuevo articulo? Entra tu correo electrónico y serás el primero en enterarte !!!